BIOGRAFIA

La pintura de Andre Martins de Barros remite al universo del grupo surrealista así como a algunos pintores del pasado que estos reivindicaron. El rastro de Dalí, Peter Brueghel y El Bosco es fácilmente reconocible, pero su obra te recordará sobretodo al manierista Arcimboldo.


UNAS POCAS PALABRAS SOBRE ANDRÉ MARTINS DE BARROS

André Martins de Barros nació en Pau, una pequeña ciudad al pie de los Pirineos, cerca de la frontera con España. Se casó en 1974 y tiene dos hijos ya adultos.

André comenzó a pintar a los 15 años e inmediatamente después de finalizar el servicio militar decidió dedicar todo su tiempo a su pasión por la pintura.

Perfeccionista y curioso por naturaleza, siempre disfrutó de los desafíos. A lo largo de los años experimentó constantemente con diferentes estilos, comenzando por el clasicismo, luego el expresionismo, realizando más tarde obras más abstractas y finalmente retornando al estilo clásico que actualmente lo motiva.

Los grandes maestros como Rembrandt o Breughel lo influenciaron particularmente? Evidentemente, sí. Se podría agregar más nombres a la lista, como Leonardo da Vinci y otros grandes artistas del Renacimiento. Como artista autodidacta, André se nutre de su propia inspiración, integrando armoniosamente estas influencias y culminando en un estilo personal que revela estilos y técnicas en evolución constante.

Loa paseantes pueden verlo trabajar a través de la gran ventana que ilumina su clásico estudio de artista en el antiguo y pintoresco barrio de Montmartre en París. Día tras día, André continúa capturando la imaginación de los espectadores. Nadie puede quedar indiferente a su pintura. Las reacciones van desde la admiración hasta la perplejidad, el susto y aún la conmoción. Cualquiera sean los sentimientos despertados, nadie jamás olvida estas obras maestras originales y de gran calidad.

Al apreciar la gran variedad de obras en exhibición, los más observadores se verán tentados a hacer comparaciones con Dalí, el Bosco, Arcimboldo y otros artistas. Pero André no es ninguno de ellos... o quizás sea todos ellos.

Su estudios de rostros y desnudos pueden compararse con los de Arcimboldo, mientras que parte de su imaginería fantástica recuerda al Bosco. Por otra parte, sus paisajes llenos de detalles caprichosos recuerdan el estilo del Renacimiento italiano.

Sus pinturas nunca son simples; dicen más que la historia literal desplegada en la superficie y a menudo son en sí mismas profundas declaraciones filosóficas que revelan grandes pensamientos, secretos y símbolos. Pueden ser poéticas o estar llenas de humor. Cada obra tiene más de una interpretación y en algunas se tiene la sensación de que está jugando con sus personajes, disponiéndolos como lo haría un niño con sus soldaditos de juguete. El juego está por doquier, ya sea que esté utilizando libros, caballos o latas.

Cada pintura revela un nuevo aspecto de la compleja imaginación del artista y su estilo mismo es una rúbrica que testifica que "este es el mundo de André Martins de Barros, un mundo de fantasía". Las obras son minuciosamente realizadas a lo largo de varias semanas, algunas veces muchos meses, lo que puede apreciarse en la meticulosa atención a los detalles y en la delicada pincelada.

El tiempo es uno de los temas favoritos que André constantemente vuelve a visitar y a manipular en su arte.

Esto se refleja en pinturas donde imaginería evocativa de la Edad Media se yuxtapone al materialismo del presente y a representaciones fantásticas del futuro.

El fin último del artista es conducirnos a su mundo de sueños y fantasía inspirado en sus viajes por el subconsciente, y al hacerlo nos ofrece la oportunidad de rodearnos y enfrentar nuestras propios pensamientos filosóficos.

Experimente su obra e ingrese a su mundo.


 

Andre Martins de Barros arte Add comments La pintura de Andre Martins de Barros remite al universo del grupo surrealista así como a algunos pintores del pasado que estos reivindicaron. El rastro de Dalí, Peter Brueghel y El Bosco es fácilmente reconocible, pero su obra te recordará sobretodo al manierista Arcimboldo. André comenzó a pintar a los 15 años e inmediatamente después de finalizar el servicio militar decidió dedicar todo su tiempo a su pasión por la pintura. Perfeccionista y curioso por naturaleza, siempre disfrutó de los desafíos.A lo largo de los años experimentó constantemente con diferentes estilos, comenzando por el clasicismo, luego el expresionismo, realizando más tarde obras más abstractas y finalmente retornando al estilo clásico que actualmente lo motiva. Los grandes maestros como Rembrandt o Breughel lo influenciaron particularmente? Evidentemente, sí. Se podría agregar más nombres a la lista, como Leonardo da Vinci y otros grandes artistas del Renacimiento. Como artista autodidacta, André se nutre de su propia inspiración, integrando armoniosamente estas influencias y culminando en un estilo personal que revela estilos y técnicas en evolución constante.

haut de page / top